Ke Buena Hidalgo

1


¿Sabes cada cuanto debes cambiar o lavar tu almohada?

¿Hace cuánto que tienes la almohada en la que pones tu cabeza cada noche? Si tu respuesta es mayor a un año, tal vez sea momento de pensar en invertir en una nueva, pues esa podría ser la razón por la que todos los días amaneces con dolor de espalda o cuello.

Aunque no lo creas, las almohadas son igual o más importantes que la elección de un colchón, pues son éstas las que ayudarán a tu cuerpo a descansar al soportar tu cabeza y relajar la presión en tu columna. Si es muy suave o muy dura, podría ocasionarte diferentes dolores.

Además, al ser un objeto que a diario está en contacto con nosotros, una almohada puede acumular fácilmente el sudor, fluídos corporales, cabello o células muertes, cosas que además de sonar asquerosas, son el ambiente perfecto para los ácaros.

Entonces, ¿cómo saber si es momento de lavarla o de plano cambiarla? Muy fácil, si detectas un aroma raro o manchas de sudor, llévala a la lavadora. Si perdió firmeza y forma, es momento de cambiarla.

¿Cada cuánto cambiarla?

Todo depende de la calidad de la almohada y el material con el que está hecho, pero la Asociación del Sueño de Estados Unidos recomienda tener una nueva cada dos años.

Para saber si es momento de tener una nueva almohada fíjate en la forma. Las que ya deben retirarse suelen perder forma y firmeza. Además, aquellas hechas de poliéster suelen durar menos que las que tienen plumas.

Si estás dudando, hay algo que puedes hacer para saber si ya es momento de cambiarla. Dóblala a la mitad y si regresa a su forma original aún está en buen estado. Si se queda doblada, es momento de tirarla a la basura.

¿Cada cuánto lavarla?

Lo mejor es lavarla cada seis meses y debes seguir las instrucciones para que conserve la calidad de sus materiales.

También es recomendable usar un protector entre la almohada y la funda para mantenerla limpia por más tiempo.

Recuerda que las almohadas dan soporte a la columna, por lo que tener una en buen estado te evitará de alergias y dolores de espalda o cuello. 

 

FUENTE: RSVPONLINE

1