Ke Buena Hidalgo

1


¡Llorar te ayuda a no subir de peso!

Reprimir las lágrimas cuando sientes tristeza, enojo o tensión no sería buena idea porque los niveles de cortisol suben y los carbohidratos que consumas se almacenan en forma de grasa en el cuerpo generando aumento de peso.

Por ello llorar ayuda a reducir los niveles de cortisol y con ello se llega a un estado de ánimo más relajado y además evita el aumento de peso.

Todo esto funciona si las lágrimas son de verdad y no son forzadas como cuando estés picando cebolla.

1